Epílogos tordesillescosDULCIN-MOLI-MOVIM.gif



Cuando ya nos creíamos librados de la pesadilla de las Crónicas dulcineas, han llegado hasta todosignos ciertos epílogos tordesillescos, que desde aquí declaramos espurios y malintencionados. Nadie puede enmendar objetivamente un ápice de lo contado en nuestro epílogo sin faltar torticeramente a la verdad. Se trata, además, de una sarta de extravagancias protagonizadas por una Dulcinea estrambótica, salvo en contadas ocasiones, que nada tiene que ver con nuestras auténticas crónicas. Hemos conseguido identificar a los autores de tales desaguisados narrativos: un grupo de alumnos matriculados actualmente en el IES El Palo de Málaga. Sólo su adicción a la lectura de las crónicas originales puede eximirles de los desaguisados que han cometido con nuestra heroína; no obstante, nos limitamos, como siempre hemos hecho en este asunto, a transcribir sus visiones dulcineas.

Epílogos Tintero.gif2005

  1. Aldonza en el IES. El Palo

  2. Aldonza Lorenzo feminista

  3. Epílogo con hidropedales

  4. El reencuentro

  5. Aldonza on line




Incunable_III.jpg
Aldonza en el IES. El PaloTras leer las Crónicas Dulcineas, me invadió una gran curiosidad por saber qué había sido de Aldonza, ya que no queda claro qufue de ella. Decidí realizar una investigación exhaustiva para averiguar lo que sucedió después de su rueda de prensa en el Círculo de Bellas Artes.Cuál fue mi sorpresa al descubrir que Aldonza Lorenzo decidió seguir estudiando, no os sorprendáis, es algo muy normal en el mundo actual en el que vivimos, donde si no tienes estudios no encuentras un trabajo digno.Por lo visto nuestra protagonista tras leer en la cárcel El Quijote, se sintió atraída por la literatura. Además del cambio profundo que le causó su lectura, convirtiéndose en una mujer moderna, decidió matricularse en el I.E.S del Palo para cursar los estudios de bachillerato y de esta manera ampliar sus conocimientos. Más tarde supe que se había ilusionado tanto con la Literatura que tomó la decisión de realizar la carrera de Filología Hispánica y para ello tuvo que superar el duro obstáculo de enfrentarse a todo el profesorado del centro.
Dulcinea_XIII.jpgMis fuentes me contaron como pasaba las tardes dando clases de matemáticas, con aquel profesor tan simpático y divertido, Manuel, que escribía y hablaba tan rápido que no era capaz de entender nada. Las asignaturas de Inglés y Francés tampoco le agradaban mucho, aunque las sobrellevó gracias al buen hacer de sus profesoras, Helen y Elena. Historia le gustaba, aunque los exámenes eran bastante duros se quedaba ensimismada escuchando las maravillosas explicaciones del profesor, D. José Manuel. Ciencias del Mundo Contemporáneo fue un paseo para ella, al principio pensó que la profesora era muy dura con los alumnos, es decir, un hueso, pero con el tiempo quedó claro que solo eran apariencias, María Luisa demostró su calidad como profesora y como persona. Otro cantar era Economía, donde no se enteraba de lo que hablaba Felipe, con Filosofía le pasaba lo mismo, no lograba absorber los conocimientos que transmitía Salvador. Su asignatura preferida era Lengua, bueno, no toda, le gustaba la parte de Literatura donde Ramón Crespo le enseñó todo lo necesario para que consiguiera su sueño, con sus magistrales clases metafóricas, pero como he dicho antes no todo le agradaba, cuando llegaba la hora de la sintaxis se ponía enferma, no entendía nada, os voy a comentar algunos de los capítulos ocurridos en dicha clase para haceros una idea de cómo fue su periplo `por esta asignatura.====
Un día estando en clase se produjo la siguiente situación.
-En esta oración, “es una pena que sea tan pobre”, ¿qué función desempeña pobre? -dijo Ramón.
-La de objeto directo profesor –exclamó un alumno.
-¡La madre del cordero!, me parece mentira, en la próxima clase me voy a traer la plastilina –dijo Ramón.
Este tipo de situaciones eran muy comunes ya que el alumnado no tenía los conocimientos suficientes para hacer frente a esta asignatura. Ramón era y sigue siendo un profesor que hace uso de expresiones lapidarias, que quedan marcada en la memoria de cualquier alumno, a las ya mencionadas anteriormente se le suman otras como: “mi padre tiene un barco”, “una pregunta mu tonta”, “buenas tardes por la tarde”, “quien sabe decirme de que estuvimos hablando ayer”, “mira niña, perdona lo de niña”, “perdona, colega”, “espera, tronqui”, “¡machaca, machaca!”.
Al final Aldonza con las clases de apoyo que recibió de Ramón fue capaz de superar la sintaxis, incluso consiguió obtener el título de bachillerato, y aquí es donde le he vuelto a perder la pista, según los profesores aprobó selectividad y comenzó su sueño, estudiar la carrera que le permitiría conocer grandes obras y autores.
Os preguntareis cómo sé lo qué sucedió, cuáles son mis informadores y si tienen credibilidad, pues sí, la tienen, ya que toda la información me la facilitaron los profesores del instituto, en el cual estoy cursando primero de bachillerato, al igual que lo hizo ella. Tras hablar con cada uno de ellos y reunirme con Huberto García, jefe de estudios del nocturno, obtuve todo el material necesario para averiguar qué había sido de Aldonza.
Por otra parte me llegaron los rumores no confirmados de que el gorrilla Ginés, rompió su relación de manager con Aldonza tras enterarse que iba a estudiar y que actualmente ejerce de guardacoches en el Hospital Materno Infantil.

Javier Jurado





incunables_I.jpg
Aldonza Lorenzo feminista
Tras dar por concluida la rueda de prensa, Aldonza continúa su formación en distintos cursos relacionados con la literatura y el periodismo, combinándolo con su trabajo como saladora de puercos.Después de pensárselo mucho y antes de esta crisis, consiguió vender su empresa de puercos a un extranjero alemán, enamorado del cortijo de nuestra Dulcinea, y de sus magníficos puercos de pata negra. Con la suculenta cifra que obtuvo nuestra protagonista viajó por todo el mundo. Dulcinea.jpgConoció mujeres de los sitio más remotos del planeta, ayudándolas en las tareas cotidianas que resultaban agotadoras, comprendió en cada una de sus experiencias, que la idea de igualdad que ella defendía estaba muy lejos de llegar a ser cierta. De regreso a España fundó una organización que se encargaba de ayudar a diferentes proyectos relacionados con mujeres emprendedoras de distintos países subdesarrollados, por fin se sentía realizada, a partir de ahí su vida cobraba sentido. En la actualidad es una mujer reconocida y admirada por la gran labor que desempeña en su lucha por la igualdad y por la integración de la mujer en países done eran impensable que llegara a suceder.A lo largo de este camino se ha tropezado con algunos de los integrantes de nuestras crónicas, como Ginés de Pasamontes que, junto a un tal Iñaki Urdangarin, pretendían tomarle el pelo para que a través de una supuesta ONG, organizaran una Gala benéfica a favor de los desahucios, que desgraciadamente están ocurriendo desde hace unos años en nuestro país. Este suceso no llegó a buen puerto, pues nuestra astuta Aldonza no cayó en la trampa, y poco después se enteró que dicha ONG había estafado 3 millones de euros a distintas administraciones públicas. El pasado año Aldonza quiso agradecer en público el sentimiento que despierta en ella la obra cervantina, ya que gracias a esta nació en su interior una mujer renovada y actual, que vive acorde a sus ideales y favoreciendo en todo lo posible a los más desamparados.
Eva Aguilar




Incunable_IV.jpg
Epílogo con hidropedales

Aldonza, tras dar un tremendo y emotivo meeting en el Círculo de Bellas Artes, haciendo gala de todo lo que había aprendido en el curso de lectura y escritura para adultos, y también mostrando que el leer el Quijote le había servido para abrirse la mente e intentar hacer algo con su vida, decidió que este mundo tan mediatizado no iba con ella.

Así nuestra protagonista decidió con el también desparecido Sansón Carrasco, ahora marido suyo, irse a la bella Costa del Sol para allí emprender un nuevo proyecto: montar Clavileño Beach, una empresa de hidropedales.

Todo les iba muy bien a nuestra nueva pareja, el negocio iba viento en popa y a toda vela, habían conseguido montar una flota de cinco hidropedales, uno incluso tenía tobogán turbo que era lo más de lo más en este tipo de embarcaciones de recreo.

Como el nuevo negocio les iba tan bien, aprovechando la nueva ley de Costas, decidieron seguir invirtiendo sus ganancias y montar un chringuito de espetos a la orilla del mar. De este modo, Sansón, nuestro Caballero de la Blanca Luna se encargaría de la flota de hidropedales y Aldonza, que ya tenía maña salando puercos en su Castilla natal, se aventuraría a aprender a ser espetera.
hidrop_mediterraneo_286_per164.jpg
Hidropedales Clavileño

De Sancho y de don Quijote no se sabe nada, es como si la tierra se los hubiera tragado, pero seguro que se encuentran juntos viviendo o rememorando sus inacabables aventuras.

En cambio, Ginés de Pasamonte no acabó tan bien sus andanzas, la CIA también lo confundió con un terrorista islámico, lo detuvo, y está recluido en Guantánamo hasta esclarecer si realmente pertenece o no a la banda terrorista.

A cerca de Cide Hamete, finalmente se demostró que no era un integrante yihadista, hemos escuchado rumores de que abrió un hamburguesería que vendía también shawarmas, pero por las noticias que tenemos, el negocio no fue muy fructífero, y agobiado por las deudas, se vio obligado a cerrar aquel antro de comida rápida y ahí es donde le perdimos la pista. Además, el Ministerio de Sanidad le acusa de intoxicación masiva.

De este modo, todos nuestros personajes, retirados de la vida pública, intentan vivir sus vidas lo más discretamente posible.

Miguel Menchón Guerrero





Incunables_II.jpg
EL REENCUENTRO


Aldonza Lorenzo llegó a la rueda de prensa en el Círculo de Bellas Artes acompañada por el Comité de Sabios que la asesoraba, después de la exposición fue nombrada licenciada en Literatura Quijotesca siéndole asignada una cátedra de Filología hispánica, recuérdese su facilidad de aprendizaje de la lengua en el curso impartido en el IES El Palo.
Dulcinea_XI.jpg
Ministra de Educación
Años más tarde decide abrirse paso en la política siendo elegida Ministra de Educación, Cultura y Deporte. La primera medida que toma en su nuevo cargo fue la obligación de leer y comprender totalmente la historia que se narra en El Quijote.
Durante su andadura política se hace eco de estas Crónicas Dulcineas y de la dolencia de su escritor por lo que Aldonza costea los gastos de la operación cardiovascular que tanto necesitaba el narrador en EEUU.

Tras recuperarse el escritor pide que Aldonza le visite al hospital de Kentacky donde estaba ingresado. Dulcinea acepta la propuesta y viaja hacia el estado americano. Al llegar al hospital y abrir la puerta de la habitación donde se encontraba el escritor queda anonadada y sin palabras al ver con sus ojos que el efusivo escritor no es otro que el hidalgo Don Quijote, quien le explica que las escribe para defender a su amada y hacerle ver que podía ser tan perfecta, bella y sabia como él la veía en sus aventuras.

Después de esta demostración de amor inquebrantable y eterno, ambos se casaron en la Catedral de Málaga y compraron una vivienda en La Mancha cerca de los doce molinos de Consuegra, donde juntos pasarán el resto de sus días acompañados, eso sí, por su vecino y ya amigo Sancho Panza.

Óscar García García





Dulcinea_X.jpg
@ldonz@ on line
Meses más tarde Aldonza fue instruida en varias profesiones para proseguir con su vida, cumplir sus metas y objetivos, no le servía esa vida de pueblo de poca monta. Se convirtió en una mujer dura, fuerte e independiente gracias a su formación en trabajos con contratos basura como cocinera en Burger King, teleoperadora en Orange, de donde fue despedida al mes porque su lenguaje particular no le permitía anunciar lo que quería vender cuando ya la habían colgado, tras varias amenazas verbales referentes a su linaje familiar y a su persona por llamar a semejantes horas.

Cuando estaba ya en las últimas, desesperada, hundida, a punto de abandonar, fue iluminada por las redes sociales: un comando tuitero que se hacía llamar Comando T planeaba un ataque masivo de tuits con un nivel de repercusión altísimo. Aldonza se miró en el espejo, se hizo unas fotos para el Facebook con fondos demoníacos del Instagram con el título He encontrado mi destino, me voy a liarla con mi new pandi.
teleoperadora.jpg
Aldonza teleoperando con cierta desgana

Decidida y emocionada, ingresó en el Comando T. No era una desconocida puesto que la mayoría de sus integrantes estuvo presente en aquel discurso que Aldonza dio en el Círculo de Bellas Artes. No tardó en convertirse en la mano derecha del cabecilla de la organización, nadie sabía su nombre, solo su alias en Twitter, que no era fiable puesto que lo cambiaba cada semana dependiendo del evento deportivo.

Tras ganarse la confianza del comando, le fue encomendada una misión de la que posiblemente no saldría bien parada: debía secuestrar una cadena de televisión con un alto índice de audiencia en prime time. Recordando con rabia cómo la habían tratado la televisión y la prensa rosa, tuvo claro su objetivo. Llamó a don Quijote ofreciéndole un trato, en el cual se especificaba que si él le ayudaba, retiraría la orden de alejamiento de 200 metros…

Don Quijote no se mostró muy interesado y contestó lo siguiente: OH AMADA MÍA, ES MARAVILLOSO PERO ESTOY LUCHANDO CONTRA UN MONSTRUO HUMANOIDE AZUL CON UNA DEFINICIÓN EXTRAÑA, ¡AJA! ¡TOMA ESTOCADA! (Sus vecinos confirmarían luego que estaban viendo juntos Avatar cuando de repente don Quijote en un brote psicótico se armó con el cuchillo de la mantequilla y destrozó el televisor de 50”).

Aldonza, enfurecida por haber perdido el tiempo, recurrió a su antiguo mánager, era bien sabido que necesitaba dinero y que un poco de fama la catapultaría al buen mundo de los managers. De nuevo, ambos unieron fuerzas y asaltaron Telecinco cuando emitían Sálvame Deluxe, programa partícipe en las Crónicas Dulcineas.

Todo estaba listo… el Comando T estaba en el exterior esperando luz verde para emitir su comunicado secreto en 140 caracteres que tenía el poder hipnótico de controlar a los millones de seguidores del programa. De repente, Aldonza, al ver la cara de los culpables de que ella fuera humillada, le dominó la ira y acabó a golpes con el autor de las Crónicas Dulcineas. Su ex-manager intentó separarla pero fue en vano y, justo en ese mismo instante, las fuerzas de seguridad del estado y la C.I.A. entraron en el plató, apresaron a Aldonza, a su manager y también a un colaborador que portaba una dosis de cocaína como para tumbar a Dicaprio en El lobo de Wall Street.

El Comando T no consiguió publicar su discurso. Fueron condenados a cinco años de cárcel junto al ex-manager. El presentador del programa se está recuperando en el Hospital Carlos Haya, aún está en observación por posibles complicaciones médicas. Aldonza fue enviada a una celda de máxima seguridad de Guantánamo, acusada de pertenecer a una célula durmiente islamista, dirigida por Cide Hamete con el propósito de repetir la catástrofe de las Torres gemelas en Écija.

A día de hoy no se sabe nada sobre Dulcinea pero quizás vuelva de nuevo a sorprendernos con su evasión de la justicia y una nueva historia.

Les informa Pablo Ruiz Antelo para Canal Sur noticias… les devuelvo la conexión. Que tengan un buen día.