Dulcinea_III.gif
1605
Entrega IV
Dulcinea_X.jpg
2005


Del felicemente acabado cautiverio que padeció la graduada Aldonza, además del edicto de los ladinos capturadores donde justifican su reclusión cautelar por conjeturas más que conjuras.








incunables_I.jpg

Incunables.jpg

Incunables_II.jpg

Incunable_III.jpg

Incunable_V.jpg

Incunable_IV.jpg

Caligrafía_II.jpg

Incunables.jpg

Incunables_II.jpg

Incunable_III.jpg

Caligrafía_II.jpg
Incunables.jpg

incunables_I.jpg

Nos encontramos en Valladolid, gran villa que también fue corte, por donde se dice que pasa el río Pisuerga. Siete días efervescentes oyendo el murmullo de sus aguas y las concienzudas tesis sobre el autor oportunista que mal parió aquel Quijote apócrifo con la intención de forrarse a costa del ingenio de D. Miguel.

Sin embargo, indulgentes lectores, ya saben que nuestra misión es otra, localizar a Sansón Carrasco. Hemos peinado el teatro Calderón con lupa de infrarrojos en cada una de las apasionadas sesiones, pero nada, ni rastro del bachiller. A quien sí pudimos saludar fue a Pierre Menard , tan atento como siempre y tomando nota de todo.

Finalmente, el gorrilla del aparcamiento para celebridades nos confesó con erudita rotundidad que dicho personaje no fue invitado porque los organizadores del congreso todavía le guardan un rencor renovado, no le perdonan que, disfrazado de Caballero de la Blanca Luna , derrotase a Don Quijote en la playa de Barcelona (Capítulo LXIV-LXV, II Parte) y que le obligase a regresar humillado a su aldea.
Pero nuestro viaje no ha sido en vano. Mientras nos reponíamos con un suculento churrasco a la crema de cacahuete en la cafetería del teatro, vimos cómo un titiritero con un parche en el ojo izquierdo, subido sobre una mesa proclamaba eufórico que él era Maese Pedro , el padre auténtico de la criatura, y que su pluma perpetró aquella infausta novela para incordiar al manco de Lepanto y de paso sacarse algunos reales, no muchos, la verdad, los suficientes para montarse un teatrillo ambulante.

Atónitos todavía ante aquella flamante revelación que publicaríamos como primicia en nuestra web, advertimos indignados que un mono se zampaba nuestro churrasco en un santiamén. Pedimos con voz grave el libro de reclamaciones y ya nos disponíamos a volver a nuestra redacción cuando nos abordó el sabio gorrilla del aparcamiento... Hacemos una breve pausa y damos paso a la publicidad, práctica nada frecuente en nuestra editorial, pero ineludible en esta ocasión ya que han sido muy cuantiosos los gastos de alojamiento y manutención vallisoletanos.


SU LUNA de MIEL en CAMPOS DE MONTIEL Molinos_I.jpg Convierta un logo-quixote.gifmolino en su nido de amor,practique la energía renovable.

CHALETS ADOSADOSCueva_Montesinos_I.jpgMERLÍNSu vivienda le espera enlogo-quixote.gif Lagunas de Ruidera. Visite el piso piloto junto a la Cueva de Montesinos.Duelos.jpg DUELOS y QUEBRANTOS
Coma
logo-quixote.gifcomo Sancho,
pague
como un Quijote
en

VENTA RICOTE
====Por donde íbamos, ...el docto gorrilla nos reveló que el bellaco titiritero era ni más ni menos que Ginés de Pasamonte , camuflado en el mundo de la farándula para esquivar a la Santa Hermandad, que el mono adivino que le acompañaba le hizo recordar el Capítulo XXVII de la II Parte, y que todo esto y mucho más lo sabía porque él había tenido que superar una prueba peliaguda de lectura del Quijote para poder acceder a la plaza de aparcacoches del teatro, tan solicitada en estos tiempos.====
No nos cabe duda, sensatos lectores, de que el versado gorrilla deliraba. Nos despedimos de la ciudad del Pisuerga y enfilamos raudos por la autovía hacia la redacción.
Si la graduada Aldonza permanecía en la cárcel, su progresiva metamorfosis en mujer actual se acentuaría y tendríamos que renunciar a sus explosivas declaraciones. Aunque fuésemos los primeros en publicar la identidad del dichoso Avellaneda , todo nuestro bombazo editorial se quedaría en agua de borrajas.

Cuando pasábamos por Cercedilla, un locutor aturdido leía solemnemente en la radio un comunicado oficial:

Recordemos que nuestros agentes de inteligencia especial detuvieron a Aldonza Lorenzo, alias Dulcinea del Toboso, en un control rutinario cuando ésta deambulaba por Villanueva de los Infantes . Al no poseer ningún documento de identificación, y debido a la indumentaria y habla de otra época, decidimos consultar con la sección de criptogramas de la CIA que conoce al dedillo y ha leído entre líneas la novela que nos ocupa en su cuarto centenario. Fueron ellos quienes nos advirtieron de que en tal novela se encubría una trama morisca contra el Estado...

...con la máxima humildad de que disponemos y con el rigor que requiere este caso, que ha provocado la alarma social, reconocemos que una lectura exhaustiva pero demasiado profesional de la novela nos indujo a errores.

El exceso de celo pericial nos hizo leer la edición príncipe, en ella no se aclaraba si el rucio de Sancho Panza se perdió, fue robado o, como en principio sospechamos, fue escondido por su propio dueño que lo blindó a cualquier inspección ocular para no se sabe qué fines.

Otro hecho no menos sospechoso nos alertó sobre la posible existencia de una célula islamista: la gran amistad entre Sancho Panza y su vecino, el tendero morisco Ricote . (Capítulo LIV, II Parte)

Después de que a la detenida le sobreviniera en prisión una grave crisis de personalidad, seguida de un fiero ataque de bulimia porcina, consultamos el asunto con el Comité Nacional Cervantino que preside el docto Francisco Rico. Además de escarnecernos gratuitamente por nuestra ignorancia, nos indicaron que no existía ningún indicio racional de que Aldonza Lorenzo...

El comunicado decía también que nuestra protagonista, nada más estar en libertad, acompañada por la plana mayor del feminismo nacional, había comprado un pasaje para el Foro Social de Porto Alegre .

Confiamos, resignados lectores, que Aldonza Lorenzo a su regreso de Brasil no se olvide del compromiso que adquirió con nosotros de revelarnos en exclusiva las auténticas relaciones del Triángulo Sentimental caballero-dama-escudero.

Próximamente conoceremos toda, pero toda la verdad.
Tintero.jpg
Actividades

Dulcinea_busto.gif
Índice

DULCIN-MOLI-MOVIM.gif
A la Entrega V