Entrega III
Dulcinea_V.jpg

Donde se cuentan algunos donosos sucesos que el alborozo popular por las hazañas de Don Quijote ha provocado, y que sin duda refociliarán a quien los lea.

Incunables.jpg

incunables_I.jpg

Incunables_II.jpg

Incunable_III.jpg

Incunable_V.jpg

Incunable_IV.jpg

Caligrafía_II.jpg

Incunables.jpg

incunables_I.jpg

grecas.jpg

En nuestra página web no cesamos de recibir mensajes de solidaridad con la cautiva Aldonza Lorenzo, alguno incluso le anima a que se coma si pestañear el surtido de ibéricos que le enviamos. Nadie duda de su inocencia y de que todo obedece a un exceso de celo de la CIA., que ve claves islamistas hasta en la sopa de letras. Mientras las autoridades políticas guardan silencio, son cada vez más las ONGs que solicitan su inmediata puesta en libertad.

Destaca por su celo feminista en proclamar la inocencia de Dulcinea la ONG L@ @rrob@ nos igu@l@, alegando que los servicios de inteligencia se han cebado contra ella por su condición de género. Si no, hay está el fingidor de Ginés de Pasamonte , pícaro reincidente, capaz por dinero de conjurarse con el diablo, paseando su palmito a plena luz del día como si tal cosa, y la policía no interviene. La perpleja aldeana de El Toboso no es miembro de ninguna red, si cometió algún delito fue el de esperar como una eterna penélope al Caballero andante, con la pierna quebrada y en casa, acatando la moral de su tiempo.
Esta misma ONG celebra la metamorfosis global que ha experimentado la graduada Dulcinea merced a las nuevas pedagogías no sexistas.

Por nuestra parte, infatigables lectores, hemos lanzado a todos nuestros sabuesos y reporteros gráficos tras las pistas del distinguido Sansón Carrasco .

Tintero.gif

Pasamos ahora a informarles brevemente de los últimos sucesos provocados por el alborozo mimético con el que España entera celebra el Año del Quijote:

  1. La Directora de una biblioteca pública en un ataque repentino de biblioclastia aguda, realiza un escrutinio crematorio de libros nocivos para la juventud. La enajenada pirómana se dirigió con un lanzallamas contra las estanterías donde se depositaban las obras completas de Benito Feijoo , Jovellanos , Cadalso ... arremetió luego contra las de Larra (no se salvó de la quema ni Don Enrique el doliente) y las de Espronceda . El servicio de seguridad consiguió neutralizarla cuando la iba a emprender con la poesía de Antonio Machado . Ante el juez declaró que los libros quemados corroían el alma, fomentaban el pesimismo y la utopía en los jóvenes lectores, contribuyendo a crear una sociedad sin ideales. Puestos al habla con la detenida, todavía afectada por una tos asfixiante, nos asegura que sólo lamenta no haber comenzado por los libros de Rafael Sánchez Ferlosio , ése sí que es pernicioso, y encima le dan el Cervantes.

  2. Nos informan de que crece cada día el número de integrantes de la denominada Plataforma de Damnificados por Don Quijote (P.D.Q.). La iniciativa de crear esta agrupación reivindicativa partió de Juan Palomeque el Zurdo, quien demanda que se le indemnice en euros el valor actual de los cueros de vino que Don Quijote le destripó en el Capítulo XXXV de la I Parte, insistiendo en que tenían denominación de origen. La lista de demandantes va desde Andrés , el criado de Juan Haldudo, que exige un puesto de trabajo sin contrato basura; hasta un desconocido con greñas que asegura ser el dueño de la maleta que Don Quijote y Sancho encontraron abandonada en Sierra Morena (Capítulo XXIII, I Parte).

  3. Nuestros corresponsales infiltrados en el Ministerio de Salud y sobre todo Consumo, nos comunican que muy pronto se iniciará la Operación Dulcinea, consistente en el cierre inmediato de todos los clubes de alterne de la Nacional IV que lucen tan honesto nombre. Así se le restituirá a la princesa tobosina su reputación sin mácula, que había quedado en entredicho por la proliferación de anuncios luminosos insinuantes con tal apelativo. Suponemos el regocijo de nuestra protagonista cautiva cuando llegue a su oídos esta operación de desagravio.

  4. Sólo son rumores, un alto mando del ejercito, tras leer el Capítulo XXI de la I Parte, propondrá sustituir el actual casco de las tropas españolas por un yelmo dorado, más a tenor con sus intervenciones humanitarias en las actuales contiendas mundiales. Expertos en estas lides le han reiterado que tal celada, aunque resulte deslumbrante, hace muy vulnerables a los soldados, porque en esos sitios nunca se sabe...

Debemos interrumpir la redacción de esta entrega. Nuestra sagacidad reporteril nos conduce a la pista de Sansón Carrasco , experto en la I parte de la celebrada novela. En el teatro Calderón de Valladolid han colocado un cartel: ¿Quién se ocultó tras la máscara de Avellaneda? Se busca al autor del Quijote apócrifo. Entre los detectives cervantistas que debatirán tan hermético asunto, no figura su nombre, pero no dudamos de que asista al debate. Sólo él podrá dar fe de la limpieza de sangre de Aldonza y de su desvinculación de cualquier red islamista. Tampoco dudamos de que falte a la cita Ginés de Pasamonte, buscón con ínfulas literarias, por si pesca los derechos de autor.

Que no decaiga, templados lectores, pondremos en libertad a la alucinada Dulcinea para que nos confie sus más íntimos secretos con el Caballero Divagante.

Tintero.jpg
Actividades

Dulcinea_busto.gif
Ïndice

DULCIN-MOLI-MOVIM.gif
A la Entrega IV