Entrega II
Dulcinea_VI.jpg
2005
Dulcinea_III.gif
1605

Donde se da noticia del verdadero paradero de la Cautiva Aldonza Lorenzo y del desventurado suceso que provocó su detención en Villanueva de los Infantes.






Incunable_V.jpg

Incunables_II.jpg

Incunable_III.jpg

incunables_I.jpg

Incunable_IV.jpg
Incunable_V.jpg

Caligrafía_II.jpg

incunables_I.jpg

Incunable_III.jpg

Incunables.jpg

Desmontando todas nuestras sólidas sospechas sobre las posibles negociaciones entre nuestra protagonista y una cadena de TV., nos ha llegado una carta escrita de puño y letra de la mismísima Aldonza Lorenzo. Proviniendo de una muchacha iletrada, al principio dudábamos de su originalidad. Tras la verificación de los hechos narrados y considerando los grandes avances educativos actuales en integración multicultural, creemos firmemente en su autenticidad. Pacientes lectores, de momento nos limitamos a transcribir la sorprendente misiva.

Querido editor de la web Dulcineos del Toboso:

A trancas y barrancas, y con más esfuerzo que destreza escribo esta mi primera carta que a buen seguro siempre será mejor letrada que la que Teresa Panza dirigió a su marido el Gobernador de la ínsula Barataria .
Si no fui a la cita concertada con vuesa merced para largar por esta boquita todo lo que yo misma en mis propias carnes viví, no fue porque de mi propia voluntad rompiera lo antes convenido, la verdadera razón es ajena a mis deseos.
Sucedió que merodeaba yo por las afueras de Villanueva de los Infantes , cuando a la fuerza me maniataron con aceros y raptaron tres desconocidos con aires de cuadrilleros de la Santa Hermandad , desde entonces me pudro de rabia entre rejas. En vano grito mi inocencia, pero ellos, erre que erre con que si soy una activista morisca camuflada de moza labradora para confundir a la justicia, que si soy una aldeana camicace al servicio de la red de Cide Hamete, que si los espías norteamericanos han descifrado El Quijote y que ya tiene pruebas de toda la trama... y todo, porque mi rostro y cuerpo serrano no casan con el retrato que de mí hizo el follón mentecato de Sancho Panza.

Porque hermosa sin par, como proclamaba el botarate deDon Quijote, no soy; pero tampoco soy una zagala de pelo en pecho, como le dijoDon MiguelaSanchoque dijera en el capítulo XXV dela Primera Parte.A la vista está como soy, muy contenta conmigo misma a no ser por esta pesadilla de moros que carcome mis tuétanos de cristiana vieja.

Los más altos señores de esta prisión me creen parte de no sé qué conjura de la morería internacional, pero han puesto a mi atención un doctor en leyes y un mago con anteojos vestido de blanco que dan ánimos a mis desconsuelos. Me ven tan dolorida y mohína que el de los anteojos, a quien todos llaman terapeuta, dice que sufro depresión y crisis esquizofrénica de identidad provocadas por haber leído por primera vez y de un tirón El Quijote de la RAE ., que me prestó mi compañera de celda. También me ha confesado que él sí que cree que soy la auténtica Dulcinea del Toboso (Capítulo I, II Parte) y que debo tener alguna prueba que me declare inocente, que tal vez yo sepa el nombre del lugar de la Mancha que siempre ocultó Cervantes.Después de enfrascarme en la novela de Don Miguel y más en los momentos cuando yo aparezco retratada, sentí como si se me hubiese secado el cerebro y ya no sé quién soy, ni quién quiero ser.
Se me ha huido la rabia que tenía contra las patrañas del ocioso de mi vecino metido a caballero andante y casi se me está durmiendo la cólera por los embustes del destripaterrones de Sancho Panza, que hasta de cortesana me publicó en el capítulo que ya antes le he dicho. Todo mi Kabreo venía por el Kotilleo y Kachondeo de los Kanallas de mis vecinos, que me habían envenenado los oídos con dimes y diretes sin haber leído la novela.

Aprendí con mis años que el tiempo es descubridor de todas las cosas, pero como la diligencia es la madre de la buena ventura, le ruego, querido editor, que presto busque al bachiller Sansón Carrasco , hombre de muy buen entendimiento y de latines. Y como por el hilo se saca el ovillo, él bien podrá dar fe de que la familia de Lorenzo Corchuelo siempre ha estado limpia de sangre, y ha salado marranos, porque así a buen seguro me pondrán en libertad.

Tintero.gif


Nuestro gozo en un pozo, sufridos lectores. Las expectativas puestas en las revelaciones de Aldonza Lorenzo sobre las verdaderas relaciones del Triángulo Sentimental caballero-dama-escudero se desvanecen, pero que no cunda el desaliento. Esclareceremos la verdad, con o sin la voluntad de nuestra labradora, reciclada hoy sentimentalmente por un cursillo acelerado de inmersión sociocultural y por el turno de oficio en nuestras prisiones. No obstante, mientras localizamos a Sansón Carrasco, le enviaremos, un buen surtido de productos manchegos bajos en colesterol que demostrarán su falta de principios coránicos y tal vez así nos ganemos otra vez a la tobosina.


Tintero.jpg
Actividades

Dulcinea_busto.gif
Índice

DULCIN-MOLI-MOVIM.gif
Entrega III